¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

4.8.11

A vueltas con la Arqueología Pública

Creo que esta es la primera entrada que voy a publicar desde Etiopía. Esto de tener 'buen' internet a diario es casi como un sueño hecho realidad. Y lo de poder entrar en el blog, una utopía cumplida.
El caso es que con tanto lío antes de venir, no he tenido tiempo para meterme en un tema que hace ya un par de semanas que está dando vueltas por el foro del WAC y que se verá reflejado en el próximo número de AP Journal. ¿Qué narices es la Arqueología Pública?
Algunos lo tenemos muy claro y está redefinida en este blog por activa, por pasiva y por perifrástica... pero en ese mundo global en el que nos encontramos no todo se globaliza igual de rápido y parece que la definición 'europea' de Arqueología Pública no ha pasado mucho más allá de nuestras fronteras.
En este contexto, Tom King (que tiene unos pocos de libros sobre CRM) sorprendió con un 'ataque' sin cuartel al concepto y a la práctica. ¿Es la Arqueología Pública una amenaza para el público?
No voy a entrar en ese debate ahora... ya tendremos uno bueno en la revista. Pero estos días me estoy encontrando con una situación en cierto modo parecida a la que Tom exponía. El proyecto en el que estoy trabajando se asemeja más al medio ambiente que a la arqueología, pero no deja de ser una cuestión de gestión del patrimonio. ¿Y qué narices pinta un arqueólogo entre análisis de aguas y estadísticas de salud? Pues pinta lo que no ha pintado nadie en los últimos años... Si todo sale como esperamos, será a través de la Arqueología (Pública) y de una buena gestión de un yacimiento arqueológico, como se solucione un importante problema de contaminación que afecta a la zona.
--
Moraleja: Detrás de las piedras hay personas. Esas personas tienen una vida en relación con nuestras piedras y muchas veces esa relación puede ser traumática o estar afectada por problemas comunes. Uno de los valores de la Arqueología Pública es la intervención sobre el patrimonio desde un contexto mucho más amplio que el de la gestión tradicional. Y esta forma de intervenir, siempre que se respeten las máximas y se acuda a los especialistas indicados cuando sea necesario, puede ser muy beneficiosa tanto para la comunidad como para el patrimonio.