¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

7.12.07

PAS: Detectores de metales II

Hoy me voy a centrar en la amenaza de un sector sin regular, o en el que se saltan la poca regulación que hay...


Aquí podemos ver el anuncio de un detector para la playa... por si te aburres de tomar el sol, para que busques chapas y las monedas que se le pierden a los guiris. Porque esta imagen del hombre feliz con un medallón de oro... pues no. A poco que hayais leído los periódicos estos días, buscar tesoros en aguas españolas está prohibido. Y buscar tesoros en tierras españolas también...
Pero el segundo caso que quería analizar es el cómo todas estas páginas de detectoristas se interesan mucho precisamente por los tesoros, muchas veces incluso desafiando con conocimiento la ley.
Piden regulación, y es necesario, pero no cómo ellos la ven. El PAS puede que funcione bien para llenar los museos de piezas bonitas y las carteras de unos pocos, pero no es lo que necesitamos en España, o no debería.
Y repito, no es un ataque contra los detectoristas es una llamada a la razón. La Arqueología no son tesoros, es la vida de nuestros antepasados y la podemos descubrir todos juntos si hacemos las cosas bien... [Seguirá continuando]

Foto: Página web de Eurodetection

4 comentarios:

yo-no-soy-dani y yo-tampoco dijo...

Muchachito

y yo tampoco, claro dijo...

Os lo estais pasando bien???

momo dijo...

Y sí, nos lo pasamos bien. Nos acordamos mucho de ti.
¡Qué avispado fuiste con el detalle de las tiritas, eh! es lo que tiene, los arqueólogos expertos en comentarios poéticos...

Mil besos. Ya sé que regresas esta semana. Espero poder invitarte a unas cervezas, eh.

jas dijo...

Yo también, porque me estoy quedando pelado aquí, jajaja...

PD. Nunca subestimes a un arqueólogo... para casi nada. Las tiritas fueron ya la prueba definitiva... jajaja