¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

13.1.12

Egos, excavaciones y chicles de fresa

Aunque con la polémica que está suscitando el comentario en mi perfil de Facebook tenía que haberlo soltado como debate en El futuro de la arqueología, lo suelto aquí y no ensucio la imagen del libro.
Estaba leyendo una noticia sobre los recortes en excavaciones en Gipuzkoa y pensaba... '¿Pero de verdad necesitamos excavar tanto?' Ahora que ando a vueltas con la ética, le doy vueltas a todo, más de la cuenta.
Premisa 1: Quiero mucho dinero destinado a la arqueología.
Premisa 2: Quiero conservar el patrimonio arqueológico.
Premisa 3: Quiero que la arqueología tenga una mayor repercusión social.
Premisa 4: Aunque no me guste, acepto el modelo comercial (con cambios).
--
Teniendo en cuenta todo eso, estoy de acuerdo en que se de menos dinero público para EXCAVACIONES programadas. ¿Por qué? Porque llevamos 25 años excavando sin control y sin beneficio y ya va siendo hora de ponerse serios al respecto. Hay que dar dinero y hay que darlo mejor. Pero a la vez hay que potenciar otros aspectos muy descuidados de la arqueología como la actualización de cartas (prospección) para planificar mejor, la conservación de lo ya excavado, la investigación en profundidad de lo que tenemos olvidado en los almacenes y unos planes de difusión y divulgación que generen una respuesta social a nuestro trabajo.
Hace tiempo salía otra noticia contra la Junta de Andalucía porque no dejaba excavar a cierto equipo en cierto lugar. Pues bien, lo hagan mejor o peor, el modelo es ese... Diseñar prioridades de investigación y adjudicar proyectos a medio y largo plazo, sostenibles, productivos y con un equipo fuerte que responda a los objetivos marcados y a un registro y análisis completo y exhaustivo de los restos.
'¿Pero si eso es lo que hago yo?' Pensará alguno. Pues no, no lo hago ni yo. Estoy cansado de ver cajas de los años '80 y '90 esperando a ser estudiadas, huesos tirados a la terrera, muestras sin tomar y estudiantes explotados que no aprenden mucho en un yacimiento que ni la gente del pueblo sabe que existe.
A veces, a modo de broma, suelo decir que el ego de un arqueólogo (empezando por mí) no cabe en la habitación en la que está, y que claro, si metes a dos arqueólogos en la misma habitación... Cambiamos habitación por yacimiento y tenemos la respuesta.
Debemos ser coherentes con nuestras responsabilidades y hacer una verdadera arqueología del siglo XXI, porque muchas de las cosas que hacemos hoy, parecen de tiempos antediluvianos.
[Inciso comercial]
Las primeras excavaciones que suelen caer en esto, son las que se desarrollan en el ámbito comercial. Si la administración no fuera tan negligente en los requisitos y los requerimientos, tal vez no pasaría. ¿Por qué hay tanto miedo a pedirle dinero a un promotor? A lo mejor así comienza la verdadera Arqueología preventiva. Por miedo. Los primeros proyectos que deben desarrollarse como deben son estos y así hará menos falta aún gastar dinero en excavaciones superfluas.