¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

7.4.11

Juventud sin futuro (ni pasado)


Está convocada para hoy la manifestación principal del movimiento Juventud sin Futuro. Se están dando ya por toda España. En concreto la de Madrid comenzará en Antón Martín a las 19:00. Los arqueólogos que os acerquéis podéis pasaos después por Traficantes de Sueños. A las 19:30 tenemos una conferencia sobre el patrimonio arqueológico de Madrid.
"La juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus padres" reza el manifiesto que podéis leer aquí.
Se trata de un manifiesto corto y claro, pero sobre todo, corto. Nos han robado el futuro a cambio de nada, en nuestra cara, con nuestro beneplácito y nuestra participación. Recuperar el mercado laboral requiere una reforma estructural de la economía que nunca vamos a ver. De las pensiones escribiremos mucho de aquí a 40 años. Y por suerte, muchos heredaremos la casa de nuestros padres. ¿Educación? Esperanza Aguirre va a preparar a unos pocos para que nos salven a todos. Pero como reza el cartel... la economía siempre va a jugar un papel más importante que la educación, porque el pueblo educado es un consumidor responsable, un votante crítico (crítico de verdad, no gilipollas) y un grano en el culo para una clase política inoperante e inepta.
Todos los días escuchamos historias como que si los países de verdad quisieran erradicar el hambre en el mundo tardarían un par de años, que con el dinero del rescate bancario se podía haber reflotado la economía invirtiendo desde los estados, o que con los sueldos de los asesores y sus dietas se podían convocar más de 1.000 plazas de lo que fuera. Lo más triste es que todo eso es cierto, pero que el sistema económico global, ultracapitalista y desregulado no busca esas cosas, sino el beneficio de un centenar de individuos que manejan el mundo.
Precisamente no mirar al pasado nos hace caer una y otra vez en la misma piedra como buenos humanos. Todo lo que vivimos ahora ya lo hemos vivido, aunque fuera a otro nivel o en otras circunstancias y el resultado, o la solución, siempre fue el mismo. Un Estado fuerte, responsable e intervencionista. Todo indica que ese Estado ahora se llama Banca.
Mi crisis personal viene con la incógnita que generan estos acontecimientos... ¿Cuánta gente va a acudir a las manifestaciones? ¿Qué va a pasar en las manifestaciones? ¿Qué queremos de verdad? ¿Podemos realmente tenerlo? Ya no estamos en mayo del '68, el mundo es muy diferente y todos, sin tener nada, tenemos mucho que perder.
Y como reflexión, un último apunte. ¿Cuál es la alternativa? Tenemos que ser conscientes de las circunstancias... conscientes de que 9 millones de españoles votan si, o si, al Partido Popular, porque se mueven muy bien en el sistema. Conseguir representación parlamentaria con cualquier otro partido que nos defraude dentro de dos años en cuanto se integre en el sistema, no va a evitar que sigamos teniendo un estado con tendencias marcadas a la precariedad. No tenemos una alternativa que ofrecer y dudo mucho que fuéramos capaces de crearla de la nada. ¿Estamos dispuestos a hacer una revolución? ¿Nos seguiría alguien? ¿Contra quiénes sería? Tengo tantas dudas que me acongojo.
De cualquier modo, no se puede dejar de luchar cuando la cosa se enfría. Tendremos que seguir saliendo a la calle, trabajando por nuestro futuro desde los pequeños colectivos que lo intentan desde hace mucho tiempo y juntándonos de vez en cuando para que se nos oiga.
Hace casi 4 años surgió AMTTA, la Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en Arqueología. Las primeras reuniones contaban con decenas de personas muy activas. Hoy, sin dejar de trabajar, tenemos suerte si en una asamblea somos 10.
Ese es nuestro futuro... que otro nos lo arregle. Que otro se manifieste. Que otro de la cara y trabaje. Que me lo den todo hecho y después ya veremos. Esa es la juventud sin futuro, porque nunca será suyo.
Sólo espero que la manifestación de esta tarde sea numerosa y sin disturbios. Porque mañana las noticias no hablarán del futuro de la juventud, hablarán del futuro de Portugal, del futuro de Japón, del futuro de Libia, del futuro de Costa de Marfil y de esa panda de animales que rompieron escaparates, quemaron coches y se enfrentaron a la policía... porque ahora lo quieren todo.
A ver si damos ejemplo de responsabilidad y demostramos que somos una alternativa, con ideas, con capacidad de trabajo... y que de verdad tenemos cabeza.
Yo esta tarde me pasaré por Antón Martín a eso de las 19:00 y después me iré a Traficantes a escuchar la conferencia de Santi. Empieza a y media, los demás tenéis tiempo.