¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

31.5.10

La "Ahnenerbe" sigue viva...

Sin querer queriendo, esta mañana entré a ver como seguía progresando mi querido grupo pseudo-arqueológico (del que he sido expulsado por bullicioso).
Cuál fue mi sorpresa cuando al pinchar en el último enlace me encontré con una página neonazi haciendo una apología desmesurada de la superioridad racial aria, superando incluso los extremos de la propia Alemania de Hitler.
Por supuesto, no voy a copiar el enlace aquí, pues me parece un tema lo suficientemente serio como para reírnos de él.
Creo que ya he comentado en alguna ocasión, que el uso político de la arqueología puede resultar peligroso. En ocasiones, resaltar la identidad étnica de un grupo puede ser beneficioso siempre que ello suponga mejorar la cohesión social. Sin embargo, los planteamientos de grupos como estos van mucho más allá.
En los años '30 y '40 la Ahnenerbe buscó algunos de los tesoros más míticos de la antigüedad, y al más puro estilo de Indiana Jones, se interesó por determinados contextos que cumplieran dos objetivos: poder, y justificación. El objetivo de ambos era probar que la "raza nórdica" era superior al resto y que al ser ellos herederos de la misma desde tiempos inmemoriales, merecían el control de un mundo marcadamente inferior.
En tres palabras, la arqueología era un arma más para la guerra.
Los crímenes que se cometieron bajo el telón de la "ciencia" (sobretodo desde que la Ahnenerbe se integra en las SS) fueron brutales.
-
Con la guerra terminada y la Ahnenerbe disuelta, se creyó que las investigaciones marcadamente racistas de los nazis iban a terminar. Nada más lejos.
Hoy se siguen rescatando las investigaciones nazis, apoyadas en la utilización parcial de nuevos descubrimientos e incrementando el nivel de odio en el discurso.
Dentro del amplio conglomerado de "alternativas" estas corrientes neonazis resultan más peligrosas que ninguna. No ya porque den una imagen errónea del pasado (que en ocasiones también) o de la arqueología (que por supuesto ofrecen), sino por la carga de odio que desprenden y el peligro que ello representa para la sociedad.
Una ideología se puede inculcar de muchos modos, pero el mejor (sin dudas) es la arqueología.
Por eso, quiero hacer un llamamiento para denunciar todas esas interpretaciones ofensivas y abusivas que nos encontremos en la red, pues una de las bases de lo que para mí es la investigación, es el respeto. Y este tipo de páginas es lo último que promulgan.
.