¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

¿Es esto sólo un «Hasta Luego»?

El 2 de mayo de 2014 doy por finalizado este blog. Ya no habrá más actualizaciones. Los que me seguís ya sabéis donde encontrarme. Muchas gracias por estos años. El que me encuentre ahora, no tardará mucho en encontrarme de nuevo.
Bye bye

4.1.08

Sagunto










Hace ya unos años se llevó a cabo la reconstrucción parcial del Teatro romano de Sagunto para devolverle un uso cultural que tuvo durante décadas y que hoy, tras las excavaciones, estaba ya perdido. A la comunidad científica le pareció una barbaridad y denunciaron el caso. Hoy se ha dado a conocer la respuesta al recurso en el Tribunal Supremo, que ratifica la demolición.
Lo primero de todo, es una vergüenza que en el momento de la adjudicación de la obra, se impusiera un proyecto que no respondía a lo que supuestamente la ley y la ciencia exigian.
Pero lo más grave de todo, es que 15 años después de la obra se obligue a demoler algo que no está mal, que conserva el yacimiento y que lo pone en valor devolviéndole uso para el que fue concebido en su día.
Sé que esta opinión está en contra de lo que piensan muchos de mis compañeros, pero las piedras son piedras y si no les damos un valor público más allá de la mera conservación no sirven de nada. Actuaciones como esta me parecen buenas porque cumplen las que a mi juicio son las dos principales funciones de una intervención de este tipo; la conservación y la puesta en valor. Además, el edificio ya no es sólo un icono del siglo I, también lo es del siglo XX y sobre todo, la gente puede seguir disfrutando hoy de él, y aprendiendo algo más sobre la cultura clásica.
Sólo voy a reflejar dos conclusiones de ésto. La primera que si ni siquiera nosotros, los especialistas, nos ponemos de acuerdo en qué se debe de hacer, no podemos imponer un criterio que no existe salvo que sea de un modo fundado y en este caso no lo es. Y la segunda, que la ley es un absurdo que muchas veces complica las cosas aunmás de lo que lo están.
Espero que nunca ejecuten la sentencia, porque es pena de muerte para dos obras de arte, y tenía entendido que en España eso no existía.

Fotos: de algún lugar de internet... de cuyo nombre no me acuerdo.

1 comentario:

dios salve a la reina dijo...

En el teatro romano de Mérida he asistido a espectáculos que dejan con la boca abierta, sobre todo por la magia creada en espacios de este tipo. Defiendo la conservación arqueológica, pero indiscutiblemente los monumentos deben re-utilizarse siempre que se pueda. ¿Acaso no fueron construidos con una finalidad práctica?